Ley contra la blasfemia en Irlanda

El problema con Twitter, Facebook y la internet en general es que uno termina enterándose de las cosas más extrañas. En este caso, me refiero a la ley contra la blasfemia que acaban de pasar en Irlanda. De ahora en adelante, uno podría pagar una multa de 25.000 euros si se atreve a hacer comentarios que puedan resultar ofensivos a la deidad (o a los que creen en la deidad, para ser más exactos). No estoy segura si es que se han ocupado de distinguir al dios protestante del católico o si es que cualquier religión monoteísta está protegida. Lo importante que los ateos deben callarse la boca mientras toleran la tristemente célebre frase “Evolución: es sólo una teoría.”

La realidad…

Las posibilidades de los arándanos

La tez de Darwin

Cría fama…

Las cosas que me hacen sentir orgullosa

Proyecto Tessa

El gato despertador

Las mujeres en el arte (por medio de Gaby Briceño)

El día negro del cine